Al leer el título de este blog os habréis pensado que me he vuelto loca!!!

¿Como puedo decir que vigiléis y desconfiéis de los productos convencionales en cuya etiqueta pone “sin Parabenos“?

Primero os hago una pequeña introducción y luego os explico el porqué!

¿Qué son los parabenos?

Los parabenos son unos conservantes que se utilizan principalmente en cosmética para evitar la proliferación de bacterias y hongos. Son muy utilizados porque son baratos y poca cantidad es suficiente para que cumplan su función como conservantes. Los más conocidos son los Metiloparaben, Propiloparaben, Butiloparaben, Etiloparaben.

¿Pero cuál es su peligro?

Son causantes de la alteración del equilibrio hormonal del organismo porque actúan como disruptores endocrinos y además también los han relacionado con el cáncer de mama al encontrar grandes cantidades de parabenos en tumores analizados.

Cada vez en más productos cosméticos convencionales utilizan la palabra “sin parabenos” para animar a los consumidores a elegir sus productos, en lugar del producto de sus competidores que sí los contiene.

¿Pero entonces que conservantes utilizan? Deben encontrar otras alternativas y entonces utilizan otros conservantes como la metilisotiazolinona y el fenoxietanol. Pero estos también están relacionados con riesgo de cáncer y trastornos endocrinos!

Luego, QUE NO TE ENGAÑEN!!

Es lo mismo que pasa en la industria alimentaria convencional con el famoso “gluten free”. En este caso, los ingredientes ciertamente no llevan gluten, pero sí una cantidad inmensa de otros ingredientes que suelen ser poco saludables. Luego la solución es comer alimentos que por su naturaleza ya no lleven gluten. Lo mismo pasa con el “sugar free”. Ahora el azúcar no está de moda!  Luego publicitan los alimentos sin azúcar, pero en su lugar incluyen edulcorantes sintéticos aún peor para el organismo.

Conclusión:

Utiliza siempre productos ecológicos certificados, porque son la única garantía que tenemos como consumidores de que están libres de tóxicos nocivos para tu salud. En cualquier caso, te aconsejo mirar siempre el INCI de los productos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *