La piel acneica o piel con acné se debe a la hiperseborrea, que es una producción excesiva de sebo y la hiperqueratinización que obstruye los poros de la piel y forma puntos negros.

El acné afecta principalmente a los jóvenes de 13 a 20 años, pero también puede afectar a los adultos.

La piel del acné es gruesa y tiende a brillar, los poros son visibles. La textura de la piel es irregular y presenta comedones en la cara, incluso en la espalda y el escote: espinillas, granos, microquistes.

Rutina de cuidado facial diaria, día y noche:

  1. Limpia tu rostro a fondo con un producto limpiador suave y espumoso.
  2. Tonifica tu rostro con una loción purificante y astringente para eliminar todo rastro de maquillaje e impurezas.
  3. Utiliza un contorno de ojos adaptado a su edad.
  4. Aplica una crema muy ligera y fluida por la mañana, y un tratamiento y cuidado curativo por la noche.
  5. Exfolia tu rostro con un suave exfoliante para eliminar las células muertas. Una o dos veces por semana.
  6. Aplica una mascarilla purificadora para absorber el exceso de sebo. Una vez a la semana.

Si quieres información sobre los productos que te aconsejo entra al link de cuidados pieles acneicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *